Observatorio: Cómo afrontar la muerte con los niños y niñas

niños día de los muertos observatorio Montessori Canela
Logotipo observatorio Montessori Canela Internacional

En Montessori Canela Internacional (OMCI), como organización dedicada a transformar la educación, nos preocupamos por el trato de temas tabú como lo es la muerte entre los padres y madres y sus hijos/as.  Por ese motivo, desde nuestro observatorio hemos realizado un estudio cuyo objetivo es conocer en que medida se habla de la muerte con los hijos/as menores de edad y cuándo y cómo se aborda esta conversación. También quisimos conocer el grado de conocimiento que los padres y las madres tienen sobre cómo sus hijos/as se sienten respecto a este tema.

Para dar respuesta a estas cuestiones, realizamos una encuesta online durante el mes de agosto de 2021 que respondieron de forma anónima 646 madres y padres con hijos/as entre las edades de 0 a 18 años.

Datos generales

El 78.07% de los padres y madres ha hablado alguna vez con sus hijos/as de la muerte. Este porcentaje es de 76.05% de los padres y madres lo ha hablado antes de los 12 años. El 63.78% lo ha hablado antes de los 6 años. Y el 47.49% lo ha hecho a los 3 o antes.

Gráfico de barras conversación edad muerte con los hijos

Respecto al valor de esta conversación. El 97.41% considera que es valioso hablar de ello durante la infancia o la adolescencia. Casi el mismo porcentaje (un 97.01%) opina que debería hablarse antes de los 12 años. Un 85.66% que debería hablarse antes de los 6 y un 54.18% a los 3 años o antes. Incluso un 15.94% piensa que al año ya debería hablarse.

En los casos en que se dio esta conversación entre padres y madres e hijos/as, fue desencadenada por la muerte de un familiar en un 49.09% de los casos, por la iniciativa del niño/a en un 26.14%, por la muerte de su mascota en un 16.59%, por la iniciativa del adulto en un 6.36% y un 1.82% de otros motivos.

Viendo estos resultados podemos observar que en el 65.68% de los casos esta conversación tuvo lugar una vez los/as niñas ya habían vivido una muerte cercana.

Al margen de esto, el 70.14% de los/as participantes dice que el mejor momento para hablarlo es cuando el o la niña lo solicita. El 61.74% opina que debe hablarse ante la enfermedad y/o muerte de un familiar o mascota. Un 28.62% cree que debe haber una charla programada durante la niñez/adolescencia.  Y un 14.77% piensa que debe hablarse ante una enfermedad del propio menor.

Gráfico situaciones para hablar de la muerte estudio OMCI

Por otro lado, el 64.38% de los/as hijos/as de los encuestados ha vivido la muerte de un familiar o mascota. Este porcentaje es de 46.70% en niños de 6 años o menos. Un 10.92% de los padres y madres no ha hablado de la muerte con sus hijos/as ante lo sucedido. Y un 21.93% no ha hablado jamás de la muerte con sus hijos/as.

Cuando se les pregunta por los miedos que tienen al hablar sobre la muerte con sus hijos/as, un 42.74% de los padres tiene miedo debido al pensamiento de que estos no van a poder procesar que la muerte es inevitable, un 17.07% a que los niños/as hagan preguntas que ellos no sepan responder, otro 6.38% a que sus hijos/as tomen riesgos que pongan en peligro su vida, un 2.23% que se enfaden por mostrarles esta verdad sobre la vida, y un 31.58% dice tener otros miedos.

Por otro lado, de los que finalmente tuvieron la conversación, un 90.22% de los padres dice que cuando sucedió se pudo terminar teniendo una conversación sobre el tema con calma y tranquilidad. Un 29.54% sintió zozobra e incomodidad en algún momento de la conversación, un 6.79% lo sintió durante todo el tiempo que duró.

Gráficos observatorio muerte Montessori Canela Internacional

Percepciones de los/las menores sobre la muerte

Cuando les preguntamos sobre las percepciones que tienen sus hijos/as sobre la muerte. Un 24.26% de los padres nos respondió que los menores de 5 años perciben la muerte como algo permanente. Un 37.87% desconoce si lo perciben así y otro 37.87% dice que no la perciben como tal.

Siguiendo con las percepciones, un 35.01% de los padres y madres dice que los niños y niñas poseen ideas imaginarias sobre la muerte (como que la persona que murió ahora es un espectro), un 24.33% dice que no y un 40.66% dice no saberlo.

De los datos anteriores podemos observar que sobre el 40% de los padres y madres desconoce cómo los niños de 6 años o menos entienden la muerte.

Respecto a los adolescentes, un 59.38% de los padres considera que no perciben la muerte igual que una persona adulta. Un 23.28% dice que sí lo percibe igual y un 17.34% nos dice no saberlo.

Indagando más sobre las percepciones de los/as niños/as sobre la muerte. Un 58.16% de los padres dice que a los niños/as les preocupa su propia muerte y las de sus encargados. Un 37.95% comenta que les preocupa quien se haría cargo de ellos si sus encargados mueren. Un 30.95% afirma que los niños no tienen preocupaciones asociadas a este tema en edades tempranas.

Respecto a las percepciones de los y las adolescentes sobre la muerte. Un 68.27% de los padres y madres dice que les preocupa comprender el porqué de la vida y la muerte. Un 55.37% opina que les preocupa su propia muerte y/o de sus encargados. Un 7.00% dice que no tienen preocupaciones asociadas a la muerte.

Gráficos preocupaciones sobre la muerte niños Montessori Canela

Quién debe comunicarlo y cómo

Cuando se les pregunta quién debe ser el encargado de hablarles sobre este tema a los y las niñas, el 93.00% de los padres y las madres coincide en que deben ser ellos quienes lo hablen. Aunque un 60.03% de ellos/as también ve adecuado que los docentes tengan esta conversación. Un 58.01% ve adecuados a los y las psicólogas. Un 26.75% menciona a los profesionales de salud. Un 10.06% piensa que también es válido que lo hablen con otros niños y niñas. Y un 5.75% opina que nadie debe hablarles de ello, que es un aprendizaje que se adquiere viviendo.

Quien debe hablar de la muerte a los menores gráfico circular Canela

Volviendo a los casos de los niños y niñas que han vivido la muerte de un familiar o de una mascota. El 65.74% de los padres les dijeron que la persona/mascota ahora estaba en el cielo, el  23.90% les dijo que había desaparecido para siempre, y el 10.36% que la persona/mascota estaba dormida eternamente.

Relacionado con esto, cuando les preguntamos qué harían idealmente cuando los niños/as preguntan dónde está la persona muerta, el 31.59% de los padres y madres les dice que enterrado, el 35.07% dice que en el cielo y el 33.33% dice descansando.

Cuando se les pregunta a todos/as ellos/as como explicar la muerte a un niño/a o adolescente, el 59.97% dice que se debe decir que el cuerpo de la persona dejó de funcionar, el 9.73% dice que fue la voluntad de Dios, el 1.41% dice que la persona los ha abandonado y el 0.6% dice que la persona se durmió. Hay también un 28.26% que opina otras opciones.

Podemos observar en los párrafos anteriores que, aunque la mayoría de los padres y madres opina que idealmente hay que dar respuestas más biológicas y/o físicas, ante el suceso se terminan dando principalmente respuestas más espirituales.

Gráfico de barras conversación muerte investigación OMCI

Por otro lado, el 70.75% de los padres y madres considera que en el momento de explicar la muerte a sus hijos/as se deben dejar de lado las creencias del adulto, para que el niño/a pueda conformar las suyas propias.

El 94.59% de los y las encuestadas dice que sería tolerante si en el colegio se le habla de la muerte desde otras creencias que las familiares, para permitir que su hijo/a reciba distintas enseñanzas para forjar su propio criterio.

Cuando se habla de cómo deberían ser las conversaciones sobre la muerte con los niños un 76.98% de los padres y madres opina que el adulto debería promover que el niño haga preguntas, un 20.37% dice que usando juguetes y un 1.14% opina que en un tono solemne y cortante.

Cuando se les pregunta sobre los y las adolescentes, un 64.54% de los padres y madres encuestados comenta que lo óptimo sería entablar una charla con ellos/as para abordar el tema de la muerte. El 64.39% también opina que el adulto debería promover que el adolescente haga preguntas, un 15.24% dice que usando el arte y el juego, y solamente un 0.62% dice que en un tono solemne y cortante.

Cuando se pregunta por qué estrategias creen que son buenas para que el menor se despida de la persona/mascota que acaba de morir, un 81.03% comenta que hay que hablarle de forma abierta sobre el tema. El 55.21% cree que debería ofrecerse un ambiente tranquilo y con la menor cantidad de cambios posibles. Un 17.42% dice que se debería llevar al menor a terapia psicológica. Solamente un 2.02% dice que se deben evitar los actos fúnebres.

 Cuando les preguntamos sobre consejos que darían para un buen acompañamiento al menor durante la muerte de un conocido. El 79.63% dice que hay que aceptar que acompañar en el duelo no implica necesariamente que el dolor vaya a irse. Un 58.48% dice que las emociones del adulto también es importante que se valoren. El 53.50% comenta que no todas las preguntas que haga el menor pueden responderse.

Gráficos de barras laterales gestión del duelo en niños estudio Montessori Canela

Postgrado Guía Montessori

Comenzamos en febrero. Matricúlate antes de que se acaben las plazas